Pelo con canas, ¿puedo realizarme un injerto capilar?

Pelo con canas, ¿puedo realizarme un injerto capilar?
4 (80%) 2 votos

Las personas que tiene el cabello canoso y quieren poner solución a sus problemas de pérdida de pelo son pacientes adecuados para realizarse un  injerto capilar, siempre y cuando, las características de las unidades foliculares de la zona donante lo permitan y el cirujano así lo considere. Sin embargo, para garantizar unos resultados óptimos, es necesario que el equipo médico evalúe el estado de la alopecia, así como la calidad de los cabellos que se vayan a injertar.

En este sentido, es importante destacar que las canas son una unidad folicular que ha perdido su pigmentación habitual y ha cambiado a tonos más grisáceos o blanquecinos. En ningún caso son cabellos definitivos, como mucha gente cree, ya que muchas personas que tienen algún tipo de problema de alopecia también pueden tener el cabello canoso, más aún en el caso de las personas maduras.

El color blanco del pelo es uno de los condicionantes que pueden dificultar la realización de una intervención de implante de pelo.

De este modo, hay que tener en cuenta que el color blanco del cabello es uno de los condicionantes que pueden dificultar la realización de una intervención de implante de pelo y los resultados por cualquiera de sus técnicas. Esto se produce por que las canas obligan a una mayor precisión tanto en la extracción como la implantación de las unidades foliculares. Unas complicaciones que se puede solventar gracias a la experiencia del cirujano y a los avanzados dispositivos de observación como los microscopios de última generación.

A pesar estas dificultades, los pacientes con el pelo con canas pueden realizarse una intervención de injerto de pelo, si el equipo médico los considera adecuados, tras analizar los resultados del estudio densitométrico . No obstante, se debe recordar que si las unidades foliculares de la zona donante son canosas mantendrán esa tonalidad en la zona receptora después del implante capilar.

Debido a todos estos condicionantes, es muy importante que antes de realizarse la intervención de implante capilar, el paciente conozca de ante mano sus posibilidades y aclare todas sus dudas en las consultas previas a la cirugía. Por ello, es fundamental establecer una relación fluida entre el cirujano y el paciente para conseguir unos resultados satisfactorios y naturales según las particularidades de cada caso.

En Unidad Médica Serrano, el equipo médico dirigido por la doctora Mónica Rolando, analizará de forma personalizada el origen y la causa de los problemas de pérdida de cabello, así como la calidad de las unidades foliculares, ya sean canosas o no, para evaluar si son adecuadas para realizar un injerto capilar. Sea cual sea la pigmentación de su cabello y el tipo de alopecia, lo más adecuado es realizar un diagnóstico preciso y un estudio de la zona donante para conocer las posibilidades y particularidades de cada paciente y ofrecer el tratamiento más adecuado a los problemas de pérdida de cabello en función de cada caso.

Admin UMS